Remedios caseros para la gripe

Los remedios caseros para la gripe son muy útiles cuando El frío y la humedad favorecen la aparición de virus y bacterias que son transportados con mucha facilidad de una persona a otra. Hasta que todos nos vemos contagiados, en medio de cuadros febriles que incluyen malestar del cuerpo completo, secreciones nasales que no paran, tos, desgarros. Y en este estado lo único que realmente podemos llegar a desear, es reposar en nuestra cama sin saber de trabajo, estudio o cualquier otra responsabilidad. Sin embargo, la vida continúa, aún en invierno, aún con miles de microorganismos intentando derribar nuestro sistema inmune y algunas de las más sencillas y rápidas maneras de reponernos, provienen de la naturaleza.

Los frutos milagrosos para la gripe

Si bien hoy en día la industria farmacéutica ofrece una amplia gama de mezclas químicas para combatir la tan temida gripe, existen también muchas fórmulas naturales que, quizás en algunos casos, tarden un poco más en hacer su efecto, pero constituyen una manera más saludable de pasar la crisis y, de paso, reforzar nuestro sistema inmunológico para que virus y bacterias no nos encuentren tan desprevenidos.

Nuestras sabias abuelas tenían muy claro que el limón y la miel debían estar presentes en cualquier remedio casero contra el resfriado. Una limonada caliente endulzada con miel ayuda a calmar la tos, despeja el cuerpo de las molestas tercianas producidas por la fiebre y suaviza la garganta. Hoy en día esa misma mezcla de la abuela, acompañada de una dosis de paracetamol en polvo, es uno de los alivios más populares distribuido por las farmacias.

Muy conocidas son las propiedades de la palta para combatir este tipo de estados. Especialmente los que presentan tos persistente. Si hervimos el cuesco de la palta con una cáscara de plátano durante cinco minutos, tendremos un bebestible caliente que puede servirse tal cual o ser endulzado con miel, el cual milagrosamente ayudará a que la tos entre en retirada de manera rápida.

Las hierbas para la gripe

La madre naturaleza también nos entregó una amplia gama de hierbas silvestres, cuyo uso medicinal está ampliamente comprobado. Para aquellas personas que sufren sobremanera con la congestión nasal, preparar un té de orégano o de anís puede ser una simple y rápida solución. Lo mismo si se utiliza el vapor de ambas hierbas para aspirarlo. El poder antiséptico de ellas provocará un alivio rápido de las vías respiratorias congestionadas.

Frutas y Verduras para combatir la gripe

El consumo permanente, durante todo el año, de altas dosis de frutas y verduras crudas ayuda al sistema inmune a fortalecerse y de, de esta forma, cualquier ataque de virus o bacterias afectará mucho menos a nuestro organismo. Además, siguiendo una dieta rica en frutos y vegetales, el efecto de las medicinas naturales ante un molesto cuadro de gripe, será mucho más rápido y efectivo.

Escrito por Datines