Remedios caseros para dejar de fumar

Remedios contra el tabaco.

En Datines ya muchas veces hemos hablado del tabaco y los perjuicios para la salud de sus consumidores y de quienes los rodean; pero, si de crear conciencia se trata, repetiremos hasta el cansancio los daños que produce. Dentro de todos los factores que afectan a la salud, encontramos el cáncer (pulmonar, de lengua, laringe, esófago, etc.), el enfisema pulmonar, la bronquitis y la halitosis entre otros. Lo más terrible es que hay estudios que confirman que un fumador pasivo (quien es el que está obligado a respirar el humo del tabaco, sin consumirlo por su cuenta, como nuestros niños) tiene más probabilidades de sufrir de cáncer de pulmón.

Es por eso que hoy hemos traído una serie de opciones, catalogadas dentro de los que se pueden llamar remedios caseros y que buscan ayudar a los consumidores en la lucha contra este dañino ejercicio tan popular entre las personas (cada vez son más jóvenes los individuos que se inician en esto de consumir cigarrillos). Pon atención a estas técnicas naturales que pueden ser de gran ayuda:

  • Eliminar o dejar fuera del alcance aquellos objetos que son usados en el ejercicio de fumar, tales como encendedores, ceniceros y obviamente cigarrillos.
  • Masticar raíz de jengibre.
  • Limitar el consumo de alcohol, café, carnes y pan.
  • Beber abundante agua.
  • Hacer ejercicios matutinos.
  • Chupar clavos de olor o palo de canela.
  • Masticar frijoles de soya limpios cada vez que vengan las ganas de fumar.
  • Tratar de mantenerse ocupado durante esos momentos en que por mala costumbre se usan las pausas para fumar, como después de las comidas o al tomar café.
  • Beber jugo natural de uva y de manzana, sin añadir azúcar.
  • Masticar semillas de uvas.
  • Consumir chicles o caramelos, para sustituir el ejercicio oral.
  • Realizar un tratamiento de hipnosis.
  • Consumir un diente de ajo al día.
  • Comer variadas verduras, tales como cebolla, porotos, zanahoria y apio.
  • Beber té de hierba gatera.
  • Realizar baños nocturnos de relajación (ojalá con agua tibia).
  • Beber una taza al día (durante un mes) un té elaborado a base de la siguiente mezcla: 5 gramos de malva, 5 gramos de gingko y 1 gramo de eucalipto en 1 litro de agua.
  • Licuar una mezcla de cebolla morada con miel de abejas (9 cucharadas de cada una) y guardarla en el refrigerador por dos o tres días. Luego consumir una cucharada en ayuna durante un máximo de 9 días.
  • Hacer cigarrillos con hojas secas de salvia. Esta hierba tiene un efecto contrario o antagonista al tabaco.
  • Limitar el consumo de sal.
  • Mezclar en un vaso ¼ de vinagre de manzana, rellenar con agua y beberlo a cualquier hora del día.

Como verás, hay un sinfín de remedios naturales para contrarrestar el efecto o las ansias de consumir cigarrillos, pero sin duda, lo que tienes que tener claro es que lo más importante es la fuerza de voluntad. Solo tú eres quien puede derrotar a este vicio, tienes las capacidades para dejar de fumar. Hasta la próxima.

Escrito por Antonio