Primeros Auxilios Básicos

Manual de Primeros Auxilios.

Hola amigos. Hoy en Datines les mostraremos un pequeño y útil manual con algunos puntos importantes que no deben olvidarse al momento de socorrer a una persona, en caso de cualquier tipo de accidente. Y es que no siempre habrá personal capacitado para cubrir las urgencias que pudieran ocasionarse en casa, en el trabajo, en la calle o en cualquier lugar, es por eso que queremos entregarles conocimientos básicos en lo que a primeros auxilios se refiere.

AuxiliosLo primero y lo más importante es que la persona que vaya a cumplir la labor de socorrista debe mantener la tranquilidad y además procurar que el orden y la serenidad se apoderen del entorno inmediato, como de la persona accidentada. Además hay que tener en cuenta que muchas veces hay gente que tiene buenos deseos e intenciones, que no servirán de mucho si no sabe cómo actuar y se transformaría, más que en una ayuda, en un estorbo. Quien sea la persona que socorre a la víctima debe tener claros 3 puntos que forman parte de su función:

  • Proteger: esto significa que debe evitar que el accidente se torne más grave.
  • Alertar: debe ser preciso y claro al momento de efectuar la llamada de emergencia, notificando eficientemente el lugar exacto de los hechos.
  • Socorrer: esto se refiere a una evaluación preliminar del estado en que se encuentra la víctima, haciendo el reconocimiento de signos vitales (comprobar respiración, pulso y comprobar si está consciente o no).

A continuación, algunos de los casos más comunes dentro de las urgencias:

  • Asfixia: dentro de sus causales podemos considerar la obstaculización por un objeto externo, ambiente tóxico o falto de oxígeno, paro cardíaco. En estos casos se deben suprimir los objetos externos si es que los hay (mediante métodos como el de Heimlich), situar a la víctima en un ambiente libre de impurezas y asegurar la libertad de las vías respiratorias.
  • Lipotimia (pérdida temporal – súbita del conocimiento): en este caso se debe liberar el cuello y la cintura de la ropa, situar al accidentado en un ambiente puro y colocarlo en posición horizontal, elevando sus piernas.
  • Coma: estado en el que la persona no recupera el conocimiento espontáneamente como en el caso anterior, perdiendo la sensibilidad y los movimientos voluntarios. Si es así, se debe colocar al enfermo en posición lateral. Soltar sus ropas, abrigarlo y evacuarlo (este término se refiere a llevar al hospital) de forma urgente, evitando darle agua o cualquier otra sustancia.
  • Epilepsia: patología crónica en la que el enfermo padece convulsiones de distinto tipo e intensidad. En caso de una crisis epiléptica se debe alejar cualquier tipo de elemento que pueda dañar al afectado y poner una especie de frazada por debajo de la persona para hacer que se amortigüe un poco el cuerpo. Además se debe poner un trozo de madera o algo similar entre los dientes de la persona para evitar que se muerda.
  • Insolación: situar a la persona en un lugar sombreado, soltar las ropas y aplicar compresas frías. Si está consciente, proveerlo de agua y si no lo está, colocarlo en posición lateral y evacuar cuanto antes.

En nuestro próximo artículo continuaremos con la segunda parte de nuestro pequeño manual de primeros auxilios. Hasta pronto, queridos lectores.

 

 

Escrito por

Reacciones:

Una reaccion en “Primeros Auxilios Básicos”

Deja un comentario

Tu Direccion de correo Electronico no sera publicada