Como hacer un Curriculum Vitae eficaz a la hora de buscar un empleo

En la actualidad para presentarnos a una oferta de trabajo un imprescindible es la Carta de Vida o C.V. Su propósito técnico es “vender” la imagen más positiva posible de una persona o profesional, de modo de conseguir entrevistas para los empleos a los que postule. Quedar en la vacante de trabajo ya dependerá de una buena primera impresión frente al entrevistador, otras veces de una buena carta de presentación que acompañe el C.V. Y el desempeño en el proceso de selección, además de la adecuación al cargo del postulante.

Analicemos este tipo de documentos, y su buena redacción para conseguir el empleo:

Lo más importante es ser honesto en la presentación de nuestra experiencia previa y de nuestra formación académica, de modo de no contradecirnos en la entrevista, y por otra parte la información pueda ser corroborada por las referencias citadas. Y lo que es más relevante: no crear falsas expectativas respecto de lo que podemos hacer en el trabajo: esto ahorrará un mal rato a ambas partes al evitar que el contratante cuente con opciones que realmente no somos capaces de otorgarle.

Existe una tendencia a poner un texto introductorio especificando lo que deseamos conseguir, sin embargo esto puede requerirse en perfiles más profesionales, siempre y cuando el postulante tenga experiencia redactando sus propósitos exitosamente. De otro modo puede ser un texto engorroso que no colabore en una apropiada presentación de la persona en “la sociedad laboral”.

Respecto de la extensión: mucho se discute del largo del texto más apropiado, es bueno considerar dos aspectos: un curriculum demasiado largo aburrirá a quien revise las postulaciones, y uno muy escueto puede carecer de lo mínimo. Debe contener destacadas las experiencias laborales relacionadas con el cargo al cual estamos postulando, con un detalle de las habilidades que puedan sernos de utilidad en el trabajo. máximo 3 páginas en caso de extensa experiencia laboral, entre una y dos en caso de ser trabajador reciente.

Si el C.V. lo presentas impreso será de suma importancia cuidar su presentación que las hojas estén limpias y estiradas, además de corcheteadas cuando sean dos o tres páginas. Si va en archivo procurar que la extensión del archivo sea legible en la mayoría de los computadores, y que el formato sea amigable y carente de virus.

Si se adjunta una fotografía, pegarla con un buen pegamento evitará que ésta se pierda o caiga. Respecto de la propia foto es importante elegir una toma profesional: que actualmente se puede lograr con cualquier cámara: la clave está en usar una vestimenta sobria en una pose sonriente, evitar escoger fotos con exceso de maquillaje, con más personas, en situaciones no profesionales  o borrosas. Si no tiene una buena fotografía reciente, simplemente no adjunte una vieja que pueda cambiar su imagen frente a la persona que lo entrevistará. El propósito es mostrarlo como una persona idónea para el cargo, la ausencia de foto no necesariamente lo perjudicará.

Cuidar la ortografía es importante, personalmente sugiero pedir a una tercera persona cuya ortografía tenga buena reputación, que lea el curriculum antes de enviarlo, le sugiera correcciones si es necesario y una vez aplicadas estas correcciones recién se podría enviar. De otro modo, puede apoyarse en el corrector de palabras de word, aunque este no le corregirá la redacción acusiosamente.

Por cada experiencia laboral relevante reseñada en el C.V. Es bueno agregar las competencias adquiridas en ese trabajo y algunas de las asignaciones del cargo.

Por último, desglosemos el C.V.:

  • Datos personales: Nombre completo, Documento de identidad, Estado Civil, dirección, teléfono fijo o celular (pueden ser ambos).
  • Texto introductorio opcional: mostrando las expectativas profesionales y laborales del postulante, además de las competencias que lo convierten en un buen candidato para el cargo al que se presente.
  • Estudios formales y nivel (Enseñanza secundaria, técnica o universitaria / graduado o titulado, egresado, en curso, abandonado)
  • Otros estudios (cursos, diplomados, magíster, etc.)
  • Dominio de herramientas computacionales (poner especial cuidado en el nivel que se asegura dominar, algunas entrevistas solicitan una demostración de estos conocimientos y una discordancia de lo que se sabe con lo que se dice saber puede desacreditar al postulante).
  • Dominio de otros idiomas cuando los tenga.
  • Experiencia laboral (se puede agregar referencias laborales en este punto, siempre que ellas sean positivas a su persona).
  • Otras experiencias como trabajos de verano, hobbies o detalles que contextualicen qué tipo de persona es.
  • En algunos casos le solicitarán sus pretensiones salariales y disponibilidad, estas puede agregarlas en un apartado final del curriculum o en una carta de presentación a ser escrita en el cuerpo del email donde postula o en una hoja aparte adjunta al curriculum.

Si se consigue redactar un buen curriculum, entonces conseguirá una mayor cantidad de entrevistas, y con ello tendrá más opciones de lograr el trabajo que usted desea y no el que le impongan las circunstancias. ¡Éxito!

Escrito por Anonimo

Deja un comentario

Tu Direccion de correo Electronico no sera publicada